Blogia
COMENTARIOS SOBRE LA ACTUALIDAD DE ARAGON

HERMANOS DE LA CRUZ BLANCA

HERMANOS DE LA CRUZ BLANCA

El Diputado del PAR Javier Callau, en la imagen el segundo por la derecha, ha defendido hoy ante la Comisión de Asuntos Sociales de las Cortes de Aragón, una proposición no de ley en la que solicita al Gobierno de Aragón el cumplimiento de los compromisos adquiridos con los Hermanos de la Cruz Blanca de Huesca. La propuesta solicita al Gobierno de Aragón "...a que, en aras a mantener los compromisos adquiridos con la financiación de las nuevas instalaciones de la Cruz Blanca en Huesca, alcance con dicha Comunidad cuantos acuerdos o soluciones alternativas posibiliten la superación de las dificultades económicas que pudieran plantearse a resultas de los mencionados acuerdos u otras decisiones adoptadas". La iniciativa ha sido aprobada con los votos a favor de PAR, PSOE, PP y CHA. Izquierda Unida se ha abstenido.

Como explica Javier Callau en la exposición de motivos de la iniciativa  "desde 1976, los Hermanos Franciscanos de Cruz Blanca acogen y atienden en Huesca a personas de numerosos colectivos desfavorecidos y desprotegidos, que carecen de recursos materiales o sociales y de salud física o mental. Con la colaboración de dos centenares de voluntarios, mantienen servicios e instalaciones de importante e imprescindible acción social y repercusión ciudadana, especialmente la «casa familiar San Lorenzo».

Respecto a dicha «casa», las condiciones de cesión municipal en la titularidad de estos locales y las anticuadas infraestructuras propias del edificio supusieron, después de casi treinta años, que quedara en cuestión la continuidad del servicio prestado por la Cruz Blanca en Huesca. Esta situación se produjo a instancias de las propias administraciones públicas, en cuanto al planteamiento de desalojo de la instalación así como a causa de la imposibilidad de acceder a un concierto de plazas con el Instituto Aragonés de Servicios Sociales, suplido por convenios anuales y por tanto, sin garantías absolutas de renovación.

Por estas razones y a fin de proseguir en su tarea de acogida y atención, la Cruz Blanca propuso la construcción de una nueva «casa», para la que obtuvo la cesión de una parcela por parte del Ayuntamiento y se planteó una financiación de su presupuesto —estimado en 6 millones de euros— a terceras partes entre la propia entidad, los donativos y aportaciones particulares —en las que han participado miles de oscenses— y la ayuda económica de las instituciones públicas. En esta última parte, se produjo el compromiso expreso del Gobierno de Aragón para afrontar el tercio de financiación, a lo largo de los ejercicios de 2006, 2007 y 2008.

En este momento, las obras han concluido y el edificio —de reciente entrega e inicio de utilización— se encuentra a expensas de las últimas fases de la financiación, que en conjunto ha significado un importante esfuerzo para la Cruz Blanca, con operaciones de crédito que ya no pueden ser ampliadas...".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres