Blogia
COMENTARIOS SOBRE LA ACTUALIDAD DE ARAGON

JAIME ESTÁ SUPERCABREADO

JAIME ESTÁ SUPERCABREADO

Jaime, mi hijo pequeño de cuatro años, está supercabreado. Más bien está "in-dig-na-dí-si-mo". Y todo por culpa de su mamá. Así se lo hizo saber el otro día. Y es que, Jaime (que aparece en la foto de arriba imitando a un cachorro de foca en la nieve) está asistiendo a un montón de cumpleaños de sus amigos/as del cole, y claro, el otro día se le ocurrió preguntar cuándo era el suyo...Y ya sabéis que Jaime es un poco "tremendo". La cosa discurrió más o menos así:

- Para septiembre, Jaime. Tú cumples los años en septiembre

- Ah, en zetiembre!! Qué bien!!............¿Y cuándo ez ezo?

- Dentro de seis meses

- Ah zeiz mezez.... Entonzez, la zemana que viene no?

- No Jaime, es más tarde

- Pero la zemana zon ziete. Zi faltan zeiz, mi cumple ez la zemana que viene.

- No Jaime, pero la semana tiene siete días, y lo que te falta para tu cumple son seis meses.

- Zeiz mezez? Y ezo cuanto díaz zon?

- Pues unos ciento ochenta

(Desmayo momentáneo de Jaime)

- Pero cómo que ciento ocheinta díaz?

- Ciento "ochenta" Jaime.

- Pero por qué?

- Pues porque naciste en septiembre.

- Cómo que nací en zetiembre? Por qué? (con tono inquisitivo)

- Porque saliste de la tripita de la mamá en septiembre

- Pero bueno, a qué fin? Por qué me tuvizte en zetiembre zi yo no quería nacer en zetiembre? Yo quería nacer ahora en marzo para celebrar mi cumple la zemana que viene!!

- ¿...?

- Muy mal mamá, muy mal... Eztoy muy enfadado contigo por tenerme en zetiembre!! Yo quiero nacer en marzo!!

- Pero Jaime, si tu cumpleaños fue ya en septiembre...Cumpliste cuatro años!! Qué mayor!! (con tono intentando meterte en el bolsillo al pequeño Maquiavelo).

- Cuatro? Encima zolo cuatro? Miz amigoz eztán cumpliendo cinco añoz en marzo, y yo zolo cuatro y en zetiembre?

- Pero cumplirás cinco en septiembre

- Pero falta mucho. Quiero haber nacido en marzo, no en zetiembre!!

En fin, esta fue la causa del enorme cabreo que cogió Jaime con su madre. Afortunadamente, en aquel supuesto yo era un simple testigo que pasaba por allí, y tuve la suficiente suerte como para retirarme del campo de batalla sin que se dieran cuenta ni la madre ni el hijo. Cuando emprendía mi huida, me encontré con mi otro hijo (Chorche, de ocho años) que me dijo:

- Te has librado eh?

Le respondía con una sonrisa entre pícara y descansada.

- Jaime se va un poco del bolo ¿no?

- No hijo, es que es pequeño aún, dije mientras pensaba para mis adentro que del bolo puede que nos vayamos los padres ante estas historias.

Bueno, al día siguiente la cosa se le olvidó a Jaime...aunque tal vez no tanto. Estábamos paseando por la calle y se subió a un bordillo y me dijo:

- Mira papá, que grande zoy!!

Yo, avisado ya de lo ocurrido el día anterio, quise colaborar un poco en la causa, y por eso le dije:

- Es verdad Jaime, qué grande...parece que tengas ya cinco años!!

A lo cual me contestó con cara entre enfadada e incrédula:

- Pero papá...¿ez que no vez que eztoy encima de un bordillo?

Y se fue hablando para sí mismo, poniendo en duda si debería ir al "médico de la vista" porque, evidentemente, parece ser que yo no había visto el bordillo. Ya os digo, de traca.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Nacho -

Muy buena historia, jejeje

Sergio -

Hola Begoña y JP!!
Tenéis toda la razón. Jaime es reivindicativo a tope (como siga esta progresión, cuando tenga 18 años no sé qué haremos, ja ja). Y tampoco nos deja un momento de aburrimiento!!

JP -

Jaja, me'n he arreguiu buen rato. Iste Jaime t'ha saliu reivindicativo, ¿eh?

Begoña -

Jajajaja, éste niño es tremendísimo.
Seguro que Maite y tú no tenéis ni un segundo para aburrios.
Besicos a los peques.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres