Blogia
COMENTARIOS SOBRE LA ACTUALIDAD DE ARAGON

OPINIÓN DE JAVIER CALLAU (PAR) SOBRE EL AEROPUERTO DE HUESCA

OPINIÓN DE JAVIER CALLAU (PAR) SOBRE EL AEROPUERTO DE HUESCA

Os adjunto el artículo de opinión que publica hoy Diario del Alto Aragón, redactado por nuestro Diputado Javier Callau, referente al aeropuerto de Huesca. Os pongo igualmente el enlace directo.

Ayer las Cortes de Aragón aprobaron instar a la creación de una entidad jurídica que impulse el Aeropuerto Huesca-Pirineos. Al final, tuvo que ser el PAR el partido que consiguió con su enmienda “in voce” dirigir las actuaciones que en este momento necesita el Aeropuerto para tener futuro y no quedarse sin destino. PP y PSOE se han venido agarrando  a claves electorales  para “trabajar” en este asunto y no han resuelto nada.  

Urgían soluciones y ha tenido que ser el PAR el partido que las ha ofertado. Hay que recordar que, la instalación fue  creada en tiempos de bonanza económica con el impulso de Rodolfo Aínsa y  la connivencia de Álvarez Cascos, cuando éste estaba al frente del Ministerio de Fomento.  Fue ejecutada  por el PSOE con Victor Morlán como secretario de Estado y  ha sido apoyada por el consejero de Industria del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, que ha subvencionado a la compañía aérea con tres millones de euros para promocionar el turismo de nieve. Por no hablar de su implicación, una vez conocida la suspensión de actividad y la desconfianza que generaba  la supervivencia de la infraestructura.

Dicho esto, mi propuesta, apoyada ayer en el Parlamento,  dejó  vacía y “a cero” la proposición del Partido Popular.  Pedimos la creación de un plan estratégico para diseñar la actividad a potenciar, definir la masa crítica y los clientes potenciales para cada una de las actividades, elaborar un plan de negocio con los objetivos a conseguir, definir  la participación institucional y privada y los plazos a seguir y por último, definir y marcar los compromisos financieros de cada una de las partes para dar estabilidad y futuro al Aeropuerto. Este es el camino y no otros que no llevan a ninguna parte deseable. No podemos dejar morir el aeropuerto de Huesca; es necesario darle estabilidad y el Plan estratégico será el primer paso para ello.

El Plan director inicial, que estimaba el funcionamiento desde 2003 (las obras no se inauguraron hasta 2007) y  la disposición de vuelos regulares  a  Madrid, Barcelona, Tenerife, Palma de Mallorca, París y Londres a partir del sexto año de su puesta en marcha;  la sociedad de promoción solicitada por el Partido Popular y  el Comité de Rutas anunciado por Eva Almunia, son,  tristemente, simples cortinas de humo que no llevan a ninguna parte.

Es un momento difícil, soy consciente de ello, pero estoy convencido de que el plan estratégico aprobado, lejos de intereses electorales y partidistas, supone la fórmula  adecuada para seguir adelante. Eso es lo que importa. No hay otra, ni la ha habido. 

Todos somos conscientes de la importancia del desarrollo estratégico del Pirineo y de su atractivo como destino en el mercado del turismo blanco del Reino Unido. Por eso, no podemos perder la batalla. Huesca necesita y merece ese esfuerzo. Estamos convencidos de que la solución aportada inicia el único camino posible para eliminar dificultades y seguir apostando por la sostenibilidad y futura rentabilidad. Logramos el apoyo de PSOE  y PP y, créanme, esa es la dirección útil y con mayores posibilidades de satisfacer  los objetivos.

Huesca necesita convertir su aeropuerto en referente nacional e internacional del turismo, más si cabe, teniendo en cuenta que deberá competir con el Aeroport  Alguaire-Lleida, potenciador del turismo de esquí en esa provincia catalana. De nada estoy más convencido. La gestión del aeropuerto oscense debía contar, sobrevenidos los  actuales problemas y constatadas las dificultades, con soluciones urgentes, reales y efectivas que, afortunadamente y como comienzo, ya tiene. Necesitaba  la constitución de una entidad jurídica que lo impulse y lo ha hecho posible el PAR. Esa era nuestra responsabilidad. Y hemos cumplido. 

Ayer las Cortes de Aragón aprobaron instar a la creación de una entidad jurídica que impulse el Aeropuerto Huesca-Pirineos. Al final, tuvo que ser el PAR el partido que consiguió con su enmienda “in voce” dirigir las actuaciones que en este momento necesita el Aeropuerto para tener futuro y no quedarse sin destino. PP y PSOE se han venido agarrando  a claves electorales  para “trabajar” en este asunto y no han resuelto nada.  

Urgían soluciones y ha tenido que ser el PAR el partido que las ha ofertado. Hay que recordar que, la instalación fue  creada en tiempos de bonanza económica con el impulso de Rodolfo Aínsa y  la connivencia de Álvarez Cascos, cuando éste estaba al frente del Ministerio de Fomento.  Fue ejecutada  por el PSOE con Victor Morlán como secretario de Estado y  ha sido apoyada por el consejero de Industria del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, que ha subvencionado a la compañía aérea con tres millones de euros para promocionar el turismo de nieve. Por no hablar de su implicación, una vez conocida la suspensión de actividad y la desconfianza que generaba  la supervivencia de la infraestructura.

Dicho esto, mi propuesta, apoyada ayer en el Parlamento,  dejó  vacía y “a cero” la proposición del Partido Popular.  Pedimos la creación de un plan estratégico para diseñar la actividad a potenciar, definir la masa crítica y los clientes potenciales para cada una de las actividades, elaborar un plan de negocio con los objetivos a conseguir, definir  la participación institucional y privada y los plazos a seguir y por último, definir y marcar los compromisos financieros de cada una de las partes para dar estabilidad y futuro al Aeropuerto. Este es el camino y no otros que no llevan a ninguna parte deseable. No podemos dejar morir el aeropuerto de Huesca; es necesario darle estabilidad y el Plan estratégico será el primer paso para ello.

El Plan director inicial, que estimaba el funcionamiento desde 2003 (las obras no se inauguraron hasta 2007) y  la disposición de vuelos regulares  a  Madrid, Barcelona, Tenerife, Palma de Mallorca, París y Londres a partir del sexto año de su puesta en marcha;  la sociedad de promoción solicitada por el Partido Popular y  el Comité de Rutas anunciado por Eva Almunia, son,  tristemente, simples cortinas de humo que no llevan a ninguna parte.

Es un momento difícil, soy consciente de ello, pero estoy convencido de que el plan estratégico aprobado, lejos de intereses electorales y partidistas, supone la fórmula  adecuada para seguir adelante. Eso es lo que importa. No hay otra, ni la ha habido. 

Todos somos conscientes de la importancia del desarrollo estratégico del Pirineo y de su atractivo como destino en el mercado del turismo blanco del Reino Unido. Por eso, no podemos perder la batalla. Huesca necesita y merece ese esfuerzo. Estamos convencidos de que la solución aportada inicia el único camino posible para eliminar dificultades y seguir apostando por la sostenibilidad y futura rentabilidad. Logramos el apoyo de PSOE  y PP y, créanme, esa es la dirección útil y con mayores posibilidades de satisfacer  los objetivos.

Huesca necesita convertir su aeropuerto en referente nacional e internacional del turismo, más si cabe, teniendo en cuenta que deberá competir con el Aeroport  Alguaire-Lleida, potenciador del turismo de esquí en esa provincia catalana. De nada estoy más convencido. La gestión del aeropuerto oscense debía contar, sobrevenidos los  actuales problemas y constatadas las dificultades, con soluciones urgentes, reales y efectivas que, afortunadamente y como comienzo, ya tiene. Necesitaba  la constitución de una entidad jurídica que lo impulse y lo ha hecho posible el PAR. Esa era nuestra responsabilidad. Y hemos cumplido.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres